Loading...

jueves, 10 de diciembre de 2009

Roba 7.200 euros de la Caja Rural de Villahermosa y los vecinos le persiguen

Nuevo golpe en Villahermosa del Río. En esta ocasión un atracador armado sustrajo 7.200 euros de la Caja Rural de esta localidad, el jueves 26 de noviembre del 2009. Sin embargo, la colaboración ciudadana y la presión de la Guardia Civil lograron frustrar la huida del atracador, que finalmente pudo ser detenido por las fuerzas de seguridad del Estado.
Según explicó a Mediterráneo el alcalde de la localidad, Luis Rubio, los hechos sucedieron sobre las 12.00 horas, cuando un hombre de mediana edad, ataviado con una barba postiza y unas gafas de sol, entró en la sucursal que se encuentra justo en frente del ayuntamiento. Tras sacar un arma y encañonar a todo el personal y al director de la entidad, exigió que le proporcionaran todo el dinero de la caja fuerte, dijo Rubio. Así, añadió, que una vez le entregaron 7.200 euros, siempre a punta de pistola, este huyó rápidamente del lugar en un vehículo. Los vecinos de Villahermosa, quienes la semana anterior ya habían iniciado patrullas ciudadanas para evitar la oleada de robos que estaban sufriendo continuamente, como publicó Mediterráneo en exclusiva, comenzaron a perseguirle por la carretera. Así, estos dieron aviso a la Central Operativa de Servicios (COS) de la Guardia Civil de Castellón, quienes inmediatamente alertaron a las patrullas de Llucena y de Mosqueruela, ya que los vecinos les iban indicando por qué carreteras iba el individuo armado y disfrazado.
En un momento dado, el atracador cayó por un terraplén por la presión que estaban ejerciendo los vecinos, quienes le seguían de muy cerca con un total de cuatro coches, así como los de la Guardia Civil. Ya en el camino que une las localidades de Puerto Mingalvo y Mosqueruela, y tras precipitarse el sujeto de nuevo con su coche por otro pequeño barranco, varios agentes de la Benemérita destinados en Mosqueruela le cortaron el paso con un vehículo oficial y le estaban esperando con las armas en alto por si este disparaba, ya que temían que fuera violento. El atracador quedó completamente acorralado y fue detenido por el gran dispositivo de colaboración de la Guardia Civil de las dos provincias colindantes. El individuo se encuentra acusado de un delito de robo con violencia e intimidación, y por un delito contra la seguridad vial.
La Guardia Civil sospecha que esta persona puede ser autora de los numerosos atracos perpetrados en el último año en el interior de Castellón, así como en la Vall d'Uixó o en la provincia de Valencia, según informaron las mismas fuentes. (Texto: Yolanda Tena)