Loading...

jueves, 22 de abril de 2010

"La mesa está servida, Majestad": el último libro del periodista Jaime Peñafiel

"No hay negociación, boda o reunión amistosa que se precie, sin la culminación en la mesa de una buena comida. Jaime Peñafiel recorre la historia de nuestra monarquía en la que los encuentros de nuestra Casa Real con dirigentes políticos de todo el mundo se han coronado siempre alrededor de una mesa. Pero, ¿cómo se prepara una recepción para más de 100 invitados? ¿Sabían ustedes que en el Palacio de Buckingham el equipo de camareros es regulado a través de semáforos? ¿O que la vajilla ha de estar dispuesta a una distancia perfectamente medida entre comensal y comensal? Y es que detrás de las fotos oficiales, algunos de los detalles más importantes de nuestra historia, han transcurrido entre plato y plato". Con estas palabras presenta el Grupo Planeta -en su web- el último libro del conocido y mediático periodista Jaime Peñafiel. Una nueva publicación que se suma a las varias ya publicadas por el autor entorno a sus temas preferidos: las Casas Reales y los Reyes.
"He estado estudiando primero todos los menús que se han servido en la Casa Real en las cenas de Estado y me he sorprendido, pero el libro no sólo va de comidas, sino de lo que no quieres que te sirvan, de las manías y preferencias de los invitados y de todo lo acontecido entre medias. Ha sido una recopilación de datos, cifras que he podido recoger de lo que se publicó y anécdotas que yo mismo he vivido y conocido de la Familia Real", señalaba -recientemente- Peñafiel en una entrevista para la cadena Cope. En definitiva, un nuevo libro para los monárquicos, para periodistas con ansias de conocer y aprender, y para curiosillos deseosos de "husmear" entre las estancias del Palacio Real de Madrid.
Esta misma mañana hablaba con el autor y me comentaba que se marchaba inmediatamente a Barcelona para firmar ejemplares en la feria del libro... pensando ya en la próxima obra que publicará el año que viene, cuyo título ya está claro. ¡Qué pasada! A pocos días de presentar su último libro y ya tiene el título del próximo. ¡Qué envidia! Pero, ... a su debido tiempo, todo llega. ¡Felicidades, querido Jaime!