Loading...

viernes, 18 de marzo de 2011

Solidaridad sobre ruedas

Un grupo de amigos de Castellón se ha embarcado en un rally solidario por Marruecos. Los ingredientes: material escolar y tres coches Seat Marbella. Y como objetivo primordial, el de repartir estos materiales docentes en una aldea del país norteafricano. Así de claro lo tienen los hermanos Alfonso y Guillermo Roig, de Vilafranca; Carlos Gonzalo, Miguel Ángel Carrillo, de Villahermosa del Río; y Carlos Redondo y Joaquín Moreno; de Sant Joan de Moró y Cabanes. "Es una experiencia única e irrepetible para ayudar a los demás en un proyecto solidario, que incorpora la afición por los coches", señalan los aventureros.
Pero ellos no son los únicos en realizar esta aventura, que discurre a lo largo de 3.000 kilómetros en pleno Marruecos. Otros voluntarios llegados desde toda España se les han unido para participar en el conocido Panda Raid 2011, que tendrá una semana de duración y en el que colaboran varias empresas e instituciones de la provincia.
El IES Politécnico de Castellón ha querido sumarse a la iniciativa colaborando en la adecuación de un vehículo, a través de su departamento de transporte y mantenimiento de coches. De esta forma un grupo de alumnos del centro castellonense ha modificado y personalizado uno de los Seat que parte de Castellón. Con este proyecto se ha querido “motivar a los alumnos de los diferentes ciclos formativos de la especialidad para implicarse en iniciativas de carácter humanitario”, indican los responsables. Así, los jóvenes se implicaron y trabajaron para adecuar el vehículo a las características requeridas por la organización del rally solidario. Se pintaron y modificaron elementos mecánicos del vehículo para conseguir un auténtico “coche solidario”, que pudiera servir de medio de comunicación para regalar a los niños africanos un poco de ilusión y esperanza. En definitiva, una travesía que es ante todo una experiencia humana que a buen seguro dejará en este grupo de Castellón un recuerdo imborrable. (Artículo publicado en el Periódico Mediterráneo, el jueves día 10 de marzo del 2011)