Loading...

viernes, 1 de junio de 2007

Los vecinos de Figueroles crean una patrulla nocturna para frenar los robos

Tres asaltos a viviendas en las dos últimas semanas han provocado la alarma en Figueroles y han motivado que algunos de los afectados hayan decidido organizar patrullas vecinales nocturnas para vigilar sus propiedades. Incluso el alcalde, Luis Gregori, se ha sumado a la ronda vecinal, como él mismo aseguró ayer a Mediterráneo.
Son los chalets de las zonas del Pla de la Carrasca y del Barranc Fondo las más afectadas por los robos. El último tuvo lugar el pasado martes por la noche, y el modus operandi es el mismo en todos los casos. Los ladrones, después de forzar la reja del chalet, entraron por una ventana al interior de la vivienda y, en este caso, y según relata uno de los afectados, "lo tiraron todo por el suelo para, finalmente, llevarse un brik de leche, tomate frito, cacahuetes y dos chorizos de la despensa de la cocina".

Alerta
Esa misma noche, arrancaron la reja de otra casa y penetraron en ella. El padre de la propietaria aseguró que "nos quitaron dos paelleros y no se llevaron nada más porque tenemos pocas cosas". Unos vecinos fueron los que alertaron de la presencia de posibles ladrones en la vivienda.
La propietaria de una villa próxima tuvo menos suerte. Cuando regresó a la casa de campo se encontró con que "la mitad" de sus pertenencias no estaban. Su hermano, que vive en Figueroles, informó a Mediterráneo de que "le robaron un generador de luz, una radial, un taladro, y la televisión". El procedimiento fue el mismo.
Ante esta oleada de robos, un grupo de vecinos decidió organizar rondas de vigilancia nocturnas por su cuenta. "Estamos cansados de que nos entren en las casas a robar, y, por ello, y ante la falta de efectivos, hemos decidido poner manos en el asunto", comentó uno de los afectados. Este relató, además, que habían observado, una de las noches, cómo dos o tres personas llegaban en un vehículo, y tras bajarse, se acercaban a una de las fincas, donde descargaban algunos materiales en el mismo vehículo. Pero no sospecharon.
Falsa calma
"El pasado año, en esta misma época, sufrimos varios robos y después hemos estado más de medio año tranquilos", cuenta otro de los vecinos de Figueroles. "Pero en la última semana, estar en esta zona da miedo", insiste. Los turnos de vigilancia ya están organizados y algunos vecinos aseguraron que, en caso de atrapar a alguno de los ladrones, se iban a tomar "represalias" por los robos anteriores en la población.
Ante esta situación de alarma social, el alcalde de Figueroles manifiestó que "en nuestro municipio, cada vez hay menos seguridad y nos sentimos poco respaldados", y reclamó "más efectivos". "Estamos abandonados", concluyó el primer edil.