Loading...

martes, 24 de junio de 2008

Una noticia que delata, una vez más, a nuestro país: el Día del Orgullo Pederasta

La Fiscalía General del Estado pidió ayer a la Guardia Civil que investigara las circunstancias de la convocatoria de hoy en favor de la pederastia. A través de páginas web del 'Día del Orgullo Pederasta' o 'International Love Boy Day' los promotores pretenden convencer a la sociedad de que la pasión de los pederastas por mantener relaciones sexuales y emocionales con los menores no les convierte en depravados. Están tan convencidos de ello que han preferido llamarle: "Día Internacional de Amor al Niño". Pues ya me dirán ustedes que forma "más sensata" tienen estas personas de mostrar el sentimiento más sagrado de los humanos -el amor- manteniendo relaciones sexuales involuntarias -en su mayoría- con niños. "Ya no estamos enfermos de la cabeza sino del cuerpo", me comentaba desayunando un compañero de tareas informativas. Yo me inclinaría por esta otra: "Nuestra cabeza está enferma porque nuestra sociedad agonizante no busca ninguna vacuna para curar su mal". Todo es bueno y valido. Y desde las altas esferas civiles, que pueden y tienen el deber de neutralizar cualquier "virus" que pueda afectar a "nuestro organismo", existe poca motivación por evitar situaciones como esta. Es evidente que la red es un mundo inabarcable -donde todo tiene cabida- y donde es imposible un control total. Pero,¿cómo puede ser posible que la pagina que promueve este evento sea accesible desde cualquier ordenador instalado en España? Lo acabo de comprobar y se accede sin ningún tipo de restricción. Sin embargo, aparece bloqueada desde ordenadores en Italia, Francia o Gran Bretaña, donde la policía está alertada y ha frenado el acceso. Algo increíble pero cierto... Como otras tantas realidades que suceden en nuestro país y que no ocurren en otros lugares mucho menos avanzados.
Además, por si fuera poco los autores de esta web inciden en distinguir que una cosa son las relaciones sexuales entre niños y adultos -en las que prima el cuidado- y otra diferente las situaciones en las que se abusa de ellos. Y achacan que los medios de comunicación no hacen esta distinción. Por ello tienen previsto enviar notas anónimas a los periódicos en las que se explicará que no debería estar mal visto el sexo entre un adulto y un niño y que su personalidad es "buena y amorosa". Y la gota que colma este vaso -que por cierto está ya demasiado lleno- es que durante el día de hoy están previstas muchas actividades, entre las que se incluyen prácticas sexuales con menores.
Al tiempo que escribo estas lineas me informa un miembro de una ONG que han pedido a la Fiscalía General del Estado que se lleven a cabo las "medidas oportunas" para que se impida el acceso a estas web. Que se bloqueen rotundamente. Pero -repito- acabo de acceder a una de ellas para comprobarlo y funciona correctamente. ¡Dios mío! ¡Que horror! Es urgente y necesario adoptar una medida. Es más que llamativo que en España no se haya hecho nada al respecto... Una noticia más que delata que en nuestro país quedan "muchas materias pendientes para aprobar".
No quisiera olvidarme en estas lineas de tantas y tantas personas que han sufrido también las consecuencias de esta practica sexual dentro de la Iglesia. Desgraciadamente, nuestra comunidad de hombres y mujeres al servicio del Evangelio no está exenta de estas atrocidades. Recemos por aquellos que han marcado negativamente la vida de otros. También por aquellos que indefensos han sufrido las consecuencias. Espero que estas lineas no sean utilizadas por los ateos o incredulos para "remover trapos sucios de sacrístias". Aunque tengan su razón.