Loading...

lunes, 8 de septiembre de 2008

Martínez y Jarque, los más rápidos entre los casi mil atletas que corrieron en Figueroles


La dureza de la carrera disputada ayer en Figueroles hizo que de los casi 950 corredores inscritos en la IV Cursa Ibérica, solo 829 consiguieran cruzar la línea de meta, en una carrera popular que transcurrió por el término de esta población, con un recorrido de 16 trepidantes kilómetros.
A las ocho de la mañana, el alcalde de Figueroles, Luis Gregori, dio el pistoletazo de salida a los corredores, que en esta ocasión superaron en 250 a la anterior edición y que comenzaron la competición desde la calle Alcora. Y es que el aumento del número de participantes ha obligado a la organización a cambiar el punto de partida de la carrera.

MERECIDOS GANADORES/ En su cuarta edición, Serafin Martínez Peñarroja, de la Vall, consiguió alcanzar el primer puesto en la categoría sénior masculino, con una marca de 1:14:06. En categoría femenina, la campeona fue Eva Jarque López --que repite en el podio por tercer año consecutivo--, con un tiempo de 1:33:22. Los campeones masculino y femenino absolutos recibieron, una temporada más, la escultura tallada en madera por el artista local Toni Bartoll, El Gat. Los ganadores recibieron los premios de manos del diputado provincial de Deportes, Luis Martínez Fuentes, y de la esposa del escultor que realizó las figuras.
En la categoría de locales consiguió alcanzar la primera posición José Bartoll, en masculino, consiguiendo también subirse al cajón por cuarto año consecutivo, con una marca de 1:26:34. En local femenino, Verónica Ribés, con una marca de 2:15:36, se alzó con el primer puesto.
Por otra parte, cabe destacar que se entregó también un trofeo denominado Premio Naram a los primeros participantes que consiguieron llegar al punto más alto de la carrera: la Roca Naram. El premio en esta modalidad fue para Serafín Martínez Peñarroja y Eva Jarque, que se llevaron dos jamones de Embutidos Flor. (Fotos: Cristian Bagán y Hugo Bentancor)