Loading...

lunes, 21 de marzo de 2011

El Auditori de Castellón reúne a más de 1.700 fieles en un encuentro diocesano

La diócesis de Segorbe-Castellón se reunió el pasado sábado, día 12 de marzo del 2011, con más de 1.800 fieles de toda la delimitación religiosa, en el Gran Encuentro Diocesano celebrado en el Auditori de Castellón. El evento sirvió de preparación para la Jornada Mundial de la Juventud, que tendrá lugar el próximo agosto en Madrid, y donde acudirá el Papa Benedicto XVI. Otro de los mensajes clave que se emitió fue el de aunar a todos los movimientos diocesanos con la intención de promover la fraternidad y compartir unas horas de fe juntos. Como anécdota, se sorteó una raqueta del tenista Rafa Nadal entre el público.

La mañana se inició con la oración de Laudes, en la que participaron los fieles venidos de las distintas parroquias. A continuación, tuvo lugar una ponencia sobre la eucaristía impartida por el obispo de Coria-Cáceres, Francisco Cerro, quien destacó que “seguramente, la solución a todos nuestros problemas pastorales está en volver a la Eucaristía celebrada, comulgada y adorada”.

A media mañana se proyectó la película "La última cima" que relata y ensalza el testimonio del sacerdote Pablo Domínguez, por su labor en la diócesis de Madrid. Domínguez falleció mientras practicaba alpinismo y es un claro ejemplo de entrega a los demás y de sirviente fervor a la eucaristía.

El hermano del sacerdote fallecido, José Manuel Domínguez, también quiso participar con unas palabras de reconocimiento sobre la figura del protagonista. Por su parte, el cardenal Ricard Maria Carles, espeleólogo y alpinista, reconoció la gran labor de Pablo y afirmó que “la naturaleza ofrece la oportunidad de contemplar la creación de Dios y, a la vez, agradecer a través de la eucaristía, tanto bien recibido”.El director de la producción, Juan Manuel Cotelo, se mostró satisfecho por las reacciones suscitadas ante la proyección del film y auguró que el mensaje de la película “tendrá repercusión en los jóvenes de nuestras parroquias”.

LA EUCARISTÍA // La jornada concluyó con una eucaristía presidida por el obispo de Segorbe-Castellón, Casimiro López Llorente, en la que concelebraron más de 40 sacerdotes. Durante la homilía, López recordó la importancia de vivir “por y para la misa” y agradeció la asistencia de fieles venidos de todas partes de la diócesis, dejando a un lado la distancia. (Artículo publicado en el periódico Mediterráneo, el domingo día 13 de marzo del 2011/ Fotos: Paco Poyato)