Loading...

martes, 21 de abril de 2009

Alerta por la oleada de robos en 12 masías de Llucena

En solo unas tres semanas los ladrones han logrado forzar y robar en un total de 12 masías sitas en el término de Llucena, de las que han sustraído numerosos efectos de valor, ya que algunas están habitadas, según informan los vecinos de la localidad.
Esta oleada ha creado una gran alarma vecinal y la Guardia Civil ha iniciado una investigación para esclarecer las sustracciones y detener a los autores.
Las principales viviendas afectadas han sido las masías ubicadas en la zona de la Parra, el Povill, Granell y Llorens. Y en todas ellas los ladrones han seguido el mismo modo de actuar, forzar las cerraduras. Los vecinos señalan que "en algunas de las viviendas afectadas no reside gente, pero existen otras que están habitadas" y los propietarios "tienen miedo" ante la inseguridad que estos hechos crean. Y es que en una de las viviendas afectadas, ubicada en el Mas de la Parra, los delincuentes entraron en el garaje tras romper la puerta mientras los dueños dormían tranquilamente sin percatarse de que les estaban robando. Al despertarse a la mañana siguiente apreciaron que les faltaban numerosas herramientas y objetos de valor de toda la casa.
No obstante, la cuantía de lo robado no ha trancendido, pese a que fuentes cercanas a la investigación apuntaban a más de "12.000 euros" en algunos casos, por el elevado precio de la maquinaria o de las herramientas.
En casi todas las masías los ladrones han sustraído, principalmente, utensilios empleados en los trabajos agrícolas y en la construcción de casas. Por ello los propietarios señalaron que están "hartos de tanto robo". "Esto es inaguantable y necesitamos más protección, porque somos conscientes de que en Llucena solo nos custodian tres guardias civiles para controlar tantas necesidades en uno de los términos municipales más amplios de toda la provincia", destacaron.
Por el momento no hay detenciones y la Guardia Civil continúa con las investigaciones. (En la imagen superior: el Mas de la Parra, una de las zonas afectadas por los robos. Foto: Jose Luis Aparici)